El día que a Rodrigo Mora se le vino el mundo abajo y el regalo de Marcelo Gallardo que lo emocionó

0
0

El exfutbolista de River detalló lo duro que fue su último año como jugador y cómo un obsequio del Muñeco lo hizo volver a sonreír.

Mora dejó el fútbol por una compleja lesión

Rodrigo Mora dejó el fútbol profesional a principios de este año luego de padecer una necrosis aséptica en la cabeza del fémur, una lesión que, a los 31 años, lo marginó de manera definitiva de la práctica profesional del deporte. El cinco de enero de 2019, cuando le notificaron que su recuperación no avanzaba de la mejor manera, al uruguayo se le cayó el mundo: ese día tomó la decisión de dar un paso al costado.

“El cinco de enero de este año, cuando iba al entrenamiento de River, me llamó mi representante y me dijo que no iba a ir a la pretemporada. Ese día se me vino el mundo abajo. Había luchado durante un año y no podía más”, detalló el exfutbolista. Luego de haber sido operado y de un año con muchos dolores, a Mora le hicieron estudios tras el triunfo ante Boca en el Santiago Bernabéu, pero no le dieron bien. Eso fue lo que lo llevó a oficializar su retiro.

“Después de la operación, jugué un año con mucho dolor. Tenía que tomar una pastilla para controlarlo. Cada vez que entraba a un partido, para mí era muy duro. Sin tomar las pastillas no podía. Era un sufrimiento”, contó Mora. Y habló sobre la charla que tuvo con Marcelo Gallardo el día que tomó la decisión de dejar el fútbol: “Hablamos entre lágrimas y angustia. Me dijo: ‘Quedate tranquilo porque diste todo, no te guardaste nada. Me quedo con la personas que sos’. Eso, para mí, fue una caricia”.

Mora, tras su retiro, mantuvo una muy buena relación con sus excompañeros. Incluso con el propio Gallardo, quien le hizo un particular regalo hace pocas semanas, tras la conquista de la Recopa Sudamericana. “Fui a ver a los jugadores antes de la Recopa. Tengo una linda amistad. Todavía me siento jugador. Después del partido fui al vestuario. Entró Marcelo y le dije que me quería sacar una foto con el mejor entrenador de la historia del club. Y me regaló la medalla que acababa de ganar. No lo podía creer”, aseguró en el programa Podemos Hablar.

El exdelantero también se refirió a los días posteriores a anunciar su retiro. “Un mes después, tuve la suerte de entrar a El Marginal y eso me ayudó para estar entretenido y hacer nuevas amistades”.

Por último, reconoció que sueña con recuperarse de manera definitiva. “Si me opero y me pongo una prótesis, el día de mañana, aunque no puedo jugar más profesionalmente, voy a tratar de recuperarme”, cerró.

Dejanos tu comentario