Contundente gesto del Papa Francisco en medio de la polémica por el acto negacionista de Victoria Villarruel

61

Las filas de Javier Milei también apuntaron contra Estela de Carlotto y el papa Francisco respondió elogiando el trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo.

Contundente gesto del Papa Francisco en medio de la polémica por el acto negacionista de Victoria Villarruel

Contundente gesto del Papa en medio de la polémica por el acto negacionista de Victoria Villarruel.

En medio de la polémica que generó el acto negacionista del terrorismo del Estado en la Legislatura porteña encabezado por Victoria Villarruel, la compañera de fórmula de Javier Milei, el Papa Francisco dejó un equívoco gesto.

Francisco saludó este miércoles al nieto 133 que recuperó su identidad gracias al trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo, quien es hijo de Cristina Navajas y Julio Santucho y nieto de Nélida Navajas, al finalizar la Audiencia General en la Plaza San Pedro.

El pontífice saludó al nieto recuperado y a parte de su familia tras el tradicional encuentro con los fieles de los miércoles, en su regreso a la plaza vaticana tras el receso estival europeo.

El nieto 133, del que se anunció la recuperación de identidad a fines de julio pasado, estuvo acompañado por parte de su familia y por la monja francesa Genevieve Jeanningros, sobrina de Leonié Duquet, una de las religiosas francesas desaparecidas en 1977.

El encuentro de hoy se da tras una larga serie de audiencias que el Papa ha tenido con Abuelas y Madres de Plaza de Mayo desde el inicio de su pontificado, como los encuentros privados que tuvo, entre otras, con la fallecida presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; la titular de Abuelas, Estela de Carlotto y la referente de Madres e Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida.

El ataque a Estela de Carlotto

Este reconocimiento al trabajo de Abuela llega también luego de que Villarruel atacara a Estela de Carlotto y la calificara como «personaje siniestro para la Argentina» en LN+.

Frente a eso la titular de Abuelas de Plaza de Mayo consideró que ante las agresiones «hay que defenderse con la verdad y la lucha permanente».

«Hay personas que hay que dejarlas pasar. Nos tenemos que defender con la verdad y la lucha permanente, y las ofensas que Dios las perdone. Me dijeron anoche que había dicho barbaridades y son cosas que duelen, pero que no hay que darles demasiada importancia», señaló Carlotto en declaraciones a Radio 10, al referirse a las acusaciones que lanzó contra ella la diputada nacional de la LLA.

«Es un personaje bastante siniestro para nuestro país, porque con ese cariz de abuelita buena la realidad es que ha justificado al terrorismo, ha hecho política desde siempre, tiene a toda su familia colocada en el Estado», dijo la compañera de fórmula de Milei.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo insistió en dejar pasar estos comentarios de la legisladora que niega los crímenes cometidos durante la dictadura cívico militar.

«La institución que presido (Abuelas de Plaza de Mayo) se ofendió ante estos dichos porque somos todos hermanos entre nosotros, y nos queremos, y nos respetamos, pero es cierto que a estas personas hay que dejarlas pasar», dijo.

También por Radio Nacional, Carlotto se refirió a los dichos de Villarruel y remarcó: «Que a mí me diga lo que quiera, pero que a Laura (Carlotto, su hija que aún permanece desaparecida) no la toque».

«Si es una persona que tiene memoria y sabe cosas (sobre la dictadura) para abrir el espacio de misterio sobre dónde están los 30.000 desaparecidos, que la hagan hablar, que le pregunten», concluyó en respuesta a Villarruel, quien había asegurado que Laura Carlotto -madre de Ignacio Montoya Carlotto, nacido en cautiverio durante la última dictadura- había sido «una combatiente» de la organización Montoneros.

Por su parte, desde Abuelas de Plaza de Mayo repudiaron los «agravios y falacias» hacia Carlotto y explicaron que «Estela lleva más de 40 años buscando justicia por los crímenes de la dictadura de forma pacífica, jamás con venganza. Junto a sus compañeras, ha velado siempre por la democracia, respetando la pluralidad de expresiones y acompañando el reclamo de los sectores postergados».

«Los hechos que ocurrieron en nuestro país durante el terrorismo de Estado, que se inició con la Triple A, previo al inicio de la última dictadura cívico-militar, son reconocidos como crímenes de lesa humanidad por la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación desde 2003», explicaron Abuelas en un comunicado.

Y calificaron al acto del lunes y los posteriores dichos de Villarruel como una «provocación para ganar notoriedad sobre temas superados por la sociedad argentina y convalidados por la justicia nacional e internacional».

«Su discurso nos retrotrae a lo peor de nuestra historia, intenta sembrar confusión y promover el odio entre los argentinos», insistieron en el documento e invitaron a que «no permitamos que el olvido ni los discursos que banalizan los crímenes de Estado se amplifiquen, porque es un peligro para la democracia». «A los agravios siempre responderemos con verdad, organización, amor y lucha. Nunca más», finalizaron.