Encadenado y en huelga de hambre frente a Casa de Gobierno

0
9

Desperado, un joven que trabaja como contratado en la Municipalidad de la Capital se cosió la boca reclamando por estabilidad laboral.

Un joven contratado por la Municipalidad de la Capital, comenzó este miércoles una huelga de hambre frente a la Casa de Gobierno, a modo de protesta para exigir estabilidad laboral. Además, se encadenó y se cosió la boca.

Se trata de Pablo Adauto, quien trabaja como recolector de residuos desde hace 8 meses en el municipio. En diálogo con la prensa, Adauto detalló su situación y explicó que es padre de cuatro hijos y el único sostén económico de su familia. “No me alcanza el dinero para pagar la luz, el agua, el cable. Gano solo 12 mil pesos”, dijo.

El joven resaltó que todos los días corre y trabaja «lo mismo que los que ganan 27 y 30 mil pesos en Higiene Urbana en la Municipalidad”, motivo por lo que busca que sea pasado a planta permanente.

Adauto, también solicita un trabajo para su padre en la Municipalidad y asegura que con otro sueldo la situación de su familia “estaría mejor”.

Déjanos tu comentario