La deuda argentina sigue creciendo y ya supera al PBI de un año entero

0
2

Se debe principalmente a una reducción de la producción nacional durante la pandemia.

La deuda argentina sigue creciendo y ya supera al PBI de un año enteroA pesar de haber acordado con los bonistas, creció el endeudamiento en 2020.

La deuda sigue creciendo a pesar de la reestructuración alcanzada con los bonistas el año pasado. El endeudamiento del Tesoro Nacional ascendía ya al 104% del Producto Bruto a fines de 2020. Un año antes, representaba el 90%, según consignan datos oficiales y un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Lo que sucedió, en realidad, fue que el PBI se achicó durante la pandemia: según datos oficiales, cayó 9,9%. La deuda, entonces, representa una mayor porción de esa economía encogida.

La película completa demuestra un deterioro de las políticas de endeudamiento de la Argentina. A fines del 2015, la relación de deuda/PIB era inferior al 50%. El año pasado, y a pesar del canje acordado con los acreedores-en pesos y en moneda extranjera-, la deuda pública nacional creció en US$12.517 millones, informó la agencia NA.

De esa manera, la deuda en 2020 subió US$323.065 millones registrados a fin de diciembre de 2019 a US$335.582 millones en diciembre 2020, según los datos de la Secretaría de Finanzas. Si se incluye la deuda pendiente de reestructuración y cupón PBI, el aumento es de US$13.069 millones: de US$336.027 subió a US$349.096 millones, el 104,5% del PIB, que sufrió un fuerte retrocedo medido en dólares en los últimos dos años, añade el texto de la agencia.

Los datos son aun peores si se compara la deuda con otras variables. En relación con las reservas brutas del Banco Central, creció del 556% al 645%. Con respecto a las exportaciones, del 314% al 395%.

Una parte de la mayor deuda pública se debe a que durante 2020 subió en US$3.267 millones el endeudamiento con los organismos financieros, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial, explica NA. De ese total, US$1.836 millones fueron con el FMI: de US$44.128 millones a US$45.965 millones.

Lo que sucedió en este último caso es que la deuda con el Fondo se contrajo en Derechos Especiales de Giro, algo así como su propia moneda, que se apreció con respecto al dólar. A fines de 2019 un DEG valía US$1,38 y al final de 2020 subió a US$1,44.

En este momento, Martín Guzmán se encuentra en plena negociación con el Fondo Monetario Internacional. Este mediodía, en una reunión del G24, que agrupa a países en vías de desarrollo como la Argentina, Brasil, Siria e Irán, el ministro de Economía le pidió al organismo multilateral que considere suspender o bajar los intereses que cobra en el contexto de la pandemia.

Déjanos tu comentario