La macabra confesión del padre del joven que murió quemado en Neuquén

22

El victimario le comunicó a su expareja de una manera fría y macabra dónde se encontraba y cómo estaba el hijo de ambos una vez que inició el incendio en la vivienda.

La macabra confesión del padre del joven que murió quemado en Neuquén

Como ya se informó, un hombre prendió fuego su casa para matar a su hijo tras una discusión. La víctima fue identificada como Nazareno Jara, de 19 años, cuyo cuerpo fue hallado en el sector del lavadero de la casa ubicada a metros de la esquina de Carlos H. Rodríguez y Mastropiedra, en el barrio Cumelén de Neuquén.

Federico David Alejandro Costich, de 39 años, confesó haber iniciado el fuego y además se sentó frente a la vivienda que había cerrado para observar cómo se consumía con su hijo adentro.

Horas después del hecho, la madre del joven fallecido relató el modo como el responsable del incendio le relató la muerte de Nazareno. Al enterarse del incendio, la expareja del victimario le preguntó por teléfono: “¿Dónde está el nene?”, a lo que él respondió: “Muerto, dónde va a estar…”

Por otro lado, una testigo habría declarado ante las autoridades que padre e hijo consumieron estupefacientes durante varios días, “entre ellos cocaína y pasta base”, lo cual terminó en una fuerte discusión entre ambos.

De acuerdo a la hipótesis que manejan los investigadores, el padre encendió unos trapos y los tiró en distintos lugares de la casa, lo que habría iniciado el fuego en la casa, y luego cerró con llave todas las puertas de la vivienda, por lo que la víctima no pudo huir de las llamas.