La madre de Joaquín Sperani asegura que «hay algo más» detrás del crimen

52

«Acompáñenme porque yo necesito saber qué pasó con mi hijo», expresó la mujer que apuntó contra el intendente al que acusó de falta de «empatía».

La madre de Joaquín Sperani asegura que «hay algo más» detrás del crimen

La madre de Joaquín Sperani, el adolescente de 14 años asesinado presuntamente por un amigo de su edad en la ciudad Laboulaye, Córdoba, encabezó este lunes por la noche una marcha en reclamo de justicia y aseguró que para ella «hay algo más» detrás del crimen de su hijo.

La movilización se produjo luego de la inhumación de los restos del adolescente y los manifestantes se dirigieron con velas encendidas y pancartas con imágenes de la víctima y la leyenda «justicia» hasta la comisaría local. Allí, Mariela, la madre de Joaquín habló primero con un jefe de turno y luego se dirigió a la prensa.

«Acompáñenme porque yo necesito saber qué pasó con mi hijo», expresó la mujer y pidió a la escuela a la que asistía su hijo y el presunto homicida «que se hagan responsables».

Del mismo modo, Mariela exigió «que investiguen que está pasando ahí: porque detrás de donde encontraron a Joaquín hay algo más», y sentenció: «Mi hijo fue a la escuela y me lo entregaron en un cajón. Me parece que pueden haber más (involucrados) y quiero ver imágenes desde que Joaquín salió de casa, fue a la escuela y todo el recorrido».

A su vez, la mujer adelantó que este martes van a ir hasta la fiscalía y luego marcharán a la escuela. «Hoy estoy vacía, no tengo a mi hijo. Nosotros somos una familia rota. Se nos fue un eslabón», expresó.

Por último, Mariela sostuvo que no siente el apoyo de la municipalidad y agradeció el acompañamiento de los vecinos, amigos y familiares. Concretamente, recriminó el accionar del intendente de Laboulaye, César Abdala, denunció: «¿Por qué no se estacionó, caminó, y se puso al lado mío 10 minutos pidiendo por mi hijo? Empatía al dolor».

Los resultados de la autopsia de Joaquín Sperani

Joaquín Sperani murió tras recibir más de 10 golpes en la cabeza con un objeto contundente, según consta en el informe preliminar de la autopsia realizada este lunes en Río Cuarto, Córdoba, mientras detenían a su amigo como supuesto culpable del crimen.

La operación de autopsia fue realizada en las últimas horas por la forense Ana Laura Peiovich en la localidad de Río Cuarto, en el sur de Córdoba, en la morgue que fue elegida por proximidad con Laboulaye, donde ocurrió el crimen de Joaquín, cuyo cuerpo apareció el domingo pasado en una casa deshabitada ubicada a unos 100 metros de la escuela a la que asistía con su amigo.

Según informaron fuentes judiciales, la médica forense determinó que Joaquín falleció a causa de un traumatismo de cráneo luego de recibir más de 10 golpes en la cabeza, y que sufrió un daño encefálico que le provocó la muerte inmediata.

El presunto responsable del crimen, que tiene 14 años, fue trasladado este lunes a un centro penal juvenil de la ciudad de Córdoba donde será sometido a estudios de diagnóstico, psicosociales y ambientales.