domingo, abril 21, 2024
Inicio LOCALES La Planta de Residuos, envuelta en un escándalo de corrupción internacional

La Planta de Residuos, envuelta en un escándalo de corrupción internacional

19

La Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos ubicada en El Pantanillo, que fue inaugurada en 2013, quedó ahora envuelta en un escándalo de corrupción internacional tras la detención de un empresario mexicano en Estados Unidos. Se trata de Mauricio Gómez Báez, representante en América Latina de la multinacional Stericycle, que operaba en Argentina con las empresas SOMA SA, MEDAM BA SA, y Hábitat Ecológico: esta última fue concesionaria de la planta al momento de su inauguración, cuando se gestionó la inversión entre la Secretaría de Ambiente de la Nación, por intermedio de la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable de Catamarca, que por entonces conducía Daniel Barros.

El mexicano Gómez Báez quedó detenido en Miami, Estados Unidos, pero finalmente fue liberado tras pagar una fianza de un millón de dólares, según informó el sitio La Nación, en un trabajo del periodista Hugo Alconada Mon. El representante en Latinoamérica de Stericycle fue acusado por el Departamento de Justicia de EE.UU. de pagar sobornos, a los que en clave denominaba «alfajores» a funcionarios públicos de la Argentina, Brasil y México durante años. Tras su detención, el ejecutivo aceptó someterse a un proceso de vigilancia mientras tramite el proceso criminal en su contra, con la intervención de la Fiscalía Federal para el distrito sur del estado de Florida y agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Gómez Báez quedó acusado de repartir al menos US$10,5 millones entre funcionarios argentinos, brasileños y mexicanos nacionales, regionales y municipales, entre 2011 y 2016 como mínimo. Estas coimas le permitieron ganar o retener contratos que le redituaron beneficios a Stericycle por más de US$21 millones. En Argentina, las operaciones de Stericycle se hicieron bajo la firma de Hábitat Ecológico SA, que escondió el pago de sobornos bajo la palabra clave “alfajores” o detrás de las siglas “IP”, en alusión a “incentive payments”, que puede traducirse como “pago de incentivos”.

Además, lo hizo con otras firmas vinculadas como Medam BA SA y SOMA SA, y abarcaron la lista que incluye a Catamarca pero también a Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Salta y Santa Fe, y la Ciudad de Buenos Aires.

En Catamarca, Hábitat Ecológico fue la empresa que tuvo a su cargo la «jurisdicción» la Planta de Tratamiento de Residuos Patogénicos, que funciona en el predio de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, inaugurada el 2 de mayo de 2013 en un acto que contó con la presencia de la entonces gobernadora Lucía Corpacci, el intendente Raúl Jalil y el secretario de Ambiente de la Provincia, Daniel Barros, quien luego sería ministro de Desarrollo Social hasta llegar al directorio de YMAD, cargo que ostenta actualmente.

La empresa Hábitat Ecológico era la responsable «de recolectar, transportar y trasladar a lo largo de 30.000 kilómetros a su disposición final alrededor de 700 toneladas anuales de residuos patogénicos que se generan en Catamarca», según se informó en aquella oportunidad.

Además, la otra empresa socia de este grupo, SOMA SA, registra en su sitio web como domicilio la Planta de Tratamiento de El Pantanillo y además tiene a la Secretaría de Ambiente de Catamarca mencionada en la pestaña de «Entes que nos avalan».

«Antes sólo se daban viáticos»

El día de la inauguración, el entonces secretario Daniel Barros explicó que cuando inició la gestión «no logramos dimensionar todos los desafíos que teníamos porque años atrás el tema Ambiente sólo servía para viaticar e ir a congresos nacionales e internacionales, sin mencionar que se compró tecnología que jamás fue usada y hasta fue dañada». «Hicimos un relevamiento, pudimos determinar las necesidades y se comenzó a trabajar fuerte en este tema. Se declaró la emergencia ambiental para implementar acciones concretas y con mayor celeridad», relató. fuente:elancasti