Le clausuraron el comercio y denunció al intendente

0
1

La clausura preventiva de un comercio inscripto, bajo el rubro de librería, pero que expendería bebidas alcohólicas, desencadenó en una denuncia penal en contra del intendente de Bañado de Ovanta, departamento Santa Rosa.

El hecho es investigado por el fiscal Exequiel Walther, quien solicitó la toma de testimonios y la visualización de una cámara de seguridad existente en el lugar, en donde supuestamente ocurrieron los hechos denunciados. De acuerdo a la información policial, ayer a la mañana, Damian Bazán, de 23 años, se presentó en la Comisaría de Bañado de Ovanta y denunció al intendente Ramón Elpidio Guaraz. De acuerdo a sus dichos, el jefe comunal se presentó en la noche del lunes, en su comercio, donde lo habría amenazado con clausurar el local.
Medida que fue materializada poco después por el personal de inspección municipal de Bañado de Ovanta, responsabilizando el denunciante del hecho al incidente que protagonizó el intendente en su comercio.

Tras la denuncia, en la que según Bazán el acusado habría estado bajo los efectos del alcohol, aquella fue consultada al fiscal en turno, Exequiel Walther, quien ordenó una serie de medidas con la finalidad de determinar el motivo de la clausura del comercio.
En diálogo con la prensa, el intendente Guaraz negó que la clausura se haya debido a una medida de abuso de autoridad, comentando que “no existe el abuso de autoridad. En reiteradas veces, se le pidió al comerciante que respete el horario de atención y no lo hizo.

A veces, permanecía abierto hasta las tres o cuatro de la madrugada, vendiendo bebidas alcohólicas”. Agregando: “Es un comercio inscripto como librería y vende bebidas. Este es un cierre preventivo por vender alcohol en horario no permitido” resaltó Guaraz. fuente:launiondigital.com.ar

Déjanos tu comentario