Se negó a declarar el único acusado de prender fuego a un jubilado en Moreno

0
0

El joven de 20 años, que había confesado ser autor del crimen, se negó a prestar declaración ante la fiscal y continuará detenido.

El jardinero que fue detenido como sospechoso del crimen de un jubilado, asesinado a golpes en la cabeza y luego quemado en una casaquinta del partido de Moreno, se negó a declarar ante la fiscal Carina Saucedo y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

El joven de 20 años fue detenido como sospechoso del crimen de un jubilado que fue hallado asesinado a golpes en la cabeza y luego quemado.

Si bien el sospechoso confesó ante los pesquisas, esos dichos no tienen validez legal hasta tanto no los pronuncie ante la fiscal de la causa, y este sábado se negó a declarar.

El acusado fue identificado por los voceros como Martín Ezequiel Córdoba, quien desde hacía poco trabajaba en la poda de árboles de la casaquinta del jubilado Alberto Nos (75), situada en Juana Azurduy, entre la colectora sur del Acceso Oeste y diagonal Nápoles, de la localidad bonaerense de Francisco Álvarez.

Voceros vinculados a la causa dijeron que el arresto del joven se efectivizó luego de que un ex casero de la vivienda lo identificara en las cámaras de seguridad como el nuevo jardinero, cuando aparentemente se llevaba en una carretilla algunas herramientas de la víctima.

Por orden judicial, efectivos de la DDI Moreno-General Rodríguez apresaron al sospechoso en su casa, situada en la calle Liszt y 20 de Junio, de la localidad de La Reja, Moreno, donde secuestraron su celular, una prenda de vestir manchada con sangre y herramientas.

Los pesquisas determinaron que en el teléfono del detenido había un mensaje de Whatsapp con Nos.

De acuerdo a los datos obtenidos hasta el momento, el crimen del jubilado se produjo cerca de las 17 y fue alertado por un vecino que llamó al 911 al ver que se prendía fuego la camioneta Renault Duster de Nos, estacionada frente a la quinta.

“Cuando llego estaba la camioneta prendida fuego, chocada contra un árbol que hay cerca de mi puerta”, recordó Jorge, vecino de Nos.

Según relató el testigo a nuestro medio, había un oficial en la puerta que le dijo que “estaba todo abierto”, por lo que entraron a la casa, aunque al caminar unos metros vieron a “Alberto prendido fuego en el quincho de atrás”.

De acuerdo a los primeros resultados de la autopsia, el jubilado murió a raíz de un fuerte golpe en la cabeza que le provocó una fractura de cráneo, aplicado aparentemente con un adoquín. Luego, el atacante habría prendido fuego el cadáver y le colocó encima una especie de tarima de madera, agregaron las fuentes.

Dejanos tu comentario