Tomy Flores, el pequeño santamariano, se recupera del trasplante de corazón y espera por la internación domiciliaria

0
7
El año que está a punto de terminar nos ha puesto a prueba constantemente. Las incertidumbres, miedos y dolores pueden haber sido la constante del 2020 pero también se deben destacar las historias de lucha y superación. Unas de ellas, es la que vamos a compartir, para que el cierre de este nuevo ciclo nos deje una luz de esperanza.

El luchador que vamos a destacar tiene 2 años y 9 meses y desde antes de su llegada al mundo, la salud ya se proponía ponerlo a prueba. A los siete meses de gestación, Tomy Flores ante la detección de una cardiopatía congénita, tuvo que ser intervenido en el vientre de su madre y hasta antes de ser trasplantado fue sometido a muchos cateterismos y otros tipos de cirugías que le permitieron estar a la espera de su órgano. Al mes de haber nacido sufrió un paro cardíaco y un infarto de lo que gracias a Dios, se recuperó favorablemente.

El largo proceso de espera del donante para el trasplante de corazón, culminó luego de dos años. La cirugía se concretó el pasado mes de septiembre en el Hospital Italiano de Buenos Aires, y fue un momento de alegría para toda la familia del pequeño oriundo de Santa María.
Vinieron luego duros momentos para el niño, quien pasó una cuarentena más angustiante que la que los demás vivimos. En el post operatorio, se vivieron momentos de mucha angustia y fue su papá Franco, quien comunicaba los avances del proceso.

Fue así que una semana después del trasplante, el cuadro se agravó y el pequeño que había perdido un pulmón en el proceso quirúrgico, seguía dando batalla.

En el cierre de este año, su padre comentó en exclusiva a La Unión Digital, cómo sigue Tomy y señaló que su hijo “está mejorando”. Reconoció que la recuperación “fue y está siendo lenta pero lo importante es que está avanzando favorablemente”. En esa batalla por la vida, no sólo sus padres lo asisten sino que, en nuestra provincia, la solidaridad, las oraciones y campañas se han multiplicado en estos meses para hacerle saber que en esta pelea por vivir no va a estar solo. “Seguimos firmes acompañándolo y esperando que nuestro Tomy supere esta situación”, apuntó Franco Flores.

En cuanto al gran avance que sería la salida ya del Hospital Italiano, su papá comentó “esperamos que pronto le den la internación domiciliaria, estamos seguros que eso le ayudará mucho” pero aclaró que para que esto se pueda dar hace falta que Tomy siga avanzando en su recuperación. “Cada vez le van sacando más medicaciones y descomplejizandolo más, el respirador lo tiene, pero es hasta que pueda subir de peso y tener más fuerza; ahí verán de sacárselo, pero falta todavía para eso”, detalló en otro tramo de la entrevista.

El 2021 para Tomy va a tener más desafíos pero los irá superando como hasta ahora. El santamarianito, tiene garra y muchas ganas de vivir. Lo logrará “con paciencia, con fe”, como nos dijo su padre, porque “viene mejorando”. “Todavía falta pero aunque sea lenta su recuperación, es progresiva. Así que estamos contentos por eso”, marcó en el final. fuente:launiondigital

Déjanos tu comentario